Blog, Coaching y Formación Luis Dorrego - 27/01/2015

Fluir o no fluir. Esa es la cuestión.

12

YO: ¿Quedamos esta tarde?

AMIGA: OK.

YO: ¿A qué hora? ¿Las siete, las ocho?

AMIGA: Bueno,…vamos fluyendo…

YO: OK. Y ¿a qué hora te viene bien?

AMIGA: Vamos viendo, ..fluimos…

YO: Yo prefiero sobre las ocho.

AMIGA: Bien. De todas formas nos dejamos fluir.

Y, por supuesto, no quedamos.

“Fluir o no fluir”, esa es la cuestión hoy para muchas personas que quieren encontrarse a si mismas, una pregunta un tanto dispersa.

Hoy “fluir” es un objetivo muy común para los participantes de mis talleres y cursos y a mi se me hace extraño, en buena parte por el significado que se le está dando a la palabra.

En estos encuentros, los participantes repiten expresiones del tipo: “Vengo a buscar herramientas” o “vengo a dejarme crecer (!)”. También hablan de “personas tóxicas”, de que eso “les resuena por dentro”.

¡Con lo bello que es nuestro lenguaje como para tomar palabras de otros lugares…!

Cuando escucho herramientas, no dejo de imaginarme un martillo o una pala y tengo que hacer un esfuerzo para entender que algo puede “resonar por dentro”.

No estoy en contra de modificar el lenguaje ni de incorporar nuevas palabras a nuestra comunicación diaria, la lenguaje es un ente vivo que crece y se modifica constantemente, lo que no termina de gustarme es el uso de esas palabras para llenar de más vacío nuestras vidas, de cambiar un vacío por otro, y en muchas ocasiones para sentirnos identificados con un grupo, para pertenecer a un movimiento.como aprender a fluir

Lo he podido comprobar, lo que me limito me aleja de los demás y de la Vida.

El diccionario dice de “resonar” lo siguiente: “Sonar con fuerza. Reproducirse en la memoria un sonido. Llegar una cosa al conocimiento de un gran número de personas. Divulgarse”.

Por eso, cuando algo “me resuena por dentro”, ¿estamos refiriéndonos al sonido en la memoria o a que algo me está tocando profundamente? o ¿a que eso que tenía oculto comienza a aparecer en mi interior?

El lenguaje tiene muchos colores y matices por lo que al limitarlo nos limitamos a nosotros mismos.

“Fluir”: “Brotar un liquido o un gas de algún lugar o correr por él. Marchar o desarrollarse algo sin dificultad. Brotar o surgir ideas, proyectos, etc., con facilidad y en abundancia”. ¿”Dejarnos fluir”? ¿Nos estamos refiriendo a dejar que nuestra vida se desarrolle sin dificultad?

Eso es más que imposible, como sabemos, aunque algunos lo pretendan…¿ A eso se refieren cuando desean “dejarse fluir”?

Para mi, cuando alguien pide este deseo me viene a la mente la palabra control como antónimo de fluir. Y eso es lo que veo en la persona, un exceso de control proveniente del miedo, del deseo de perfeccionismo, de aparentar una fortaleza que no muestre su hermosa vulnerabilidad.

En otras palabras, fluir con la Vida significaría abandonarnos a su corriente.

En primer lugar, aceptando que es mas poderosa que nosotros, que somos únicamente humanos ante ella, y ser humildes frente a la arrogancia del individualismo moderno.

Seguidamente, caminar en dirección contraria al control que nos liquida en vida, es decir, abandonarnos, dejar caer nuestras defensas y miedos y permitir dejarnos caer en lo que sucede como algo siempre positivo, dejarnos caer en lo que nos asusta, en lo que no conocemos, en la propia muerte.

Para mi fluir con la vida, sería aceptar la muerte en su totalidad de Vida.

FLUIR 1 copiaEugenio, el humorista, lo resumía así: Saben aquel que diu…Un hombre caminaba al lado de un precipicio y se cae, pero se agarra a un arbusto con sus dos manos y mirando hacia el fondo teme morir, y grita al cielo:

– ¡Dios mio, no quiero morir!¡ Por favor, sálvame!

De pronto se escucha una voz que resuena profunda:

– ¡Hijo mío! ¿Qué deseas?

– ¡Por favor, Dios mío, sálvame!¡Haré lo que me pidas!

Después de unos segundos la voz dice:

– Está bien, haré lo que me pides: ¡suéltate!

El hombre, atónito, grita aún más:

– ¡¿Hay alguien más por aquí?! ¡¿Hay alguien más?!

¿Te atreves a fluir tomando ese riesgo de dejarte a merced de la Vida?  Es una vieja idea y los viejos del lugar ya lo decían: “Lo que sucede, conviene”.

 

12 respuestas a “Fluir o no fluir. Esa es la cuestión.”

  1. Natalia dice:

    Yo he robado una expresión mejicana ¨me late¨ para el me resuena 🙂 me gusta más y hace referencia al corazón que dicen que de ahí viene la intuición….Me ¨late¨ tu post 🙂 gracias

  2. Ana dice:

    Pues sí, me ha gustado y reconozco que te ‘dimos letra’ (jjj…)… Por otro lado, supongo el ‘punto’ no está en las palabras ‘en uso’ sino en el vacío que tratamos de cubrir con ellas, como dices, y, al menos en mi caso, en nuestra-mi radical incapacidad para llamar a las cosas por su nombre… Asusta ir por ahí ‘en pelotas’, no?.
    (…)”Para mi fluir con la vida, sería aceptar la muerte en su totalidad de Vida”…
    En fin, pura Pata Negra, gracias por una mira tan amplia y por el valor de compartirla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir