fbpx

¡Descubre tu Misión de Vida!

¿Quieres entrar en un proceso de auto-conocimiento y liberación, donde vas a conocer finalmente para qué has venido a este mundo y cuál es tu misión?.

¡Haz click en el enlace aquí abajo!

Descubre tu misión de vida

¡Descubre tu Misión de Vida!

Me complace invitarte a esta MasterClass Gratis, con la que espero ayudarte a entrar en un proceso de auto-conocimiento y liberación, donde vas a conocer finalmente para qué has venido a este mundo y cuál es tu misión.

¡Haz click en el enlace aquí abajo y comienza tu viaje interior!

Desde que tuve catorce años supe cuál era mi vocación, mi propósito. Mi misión en la vida lo supe mucho después, aunque en fondo de mi ser lo intuía.

Muchas veces confundimos vocación o propósito profesional con la misión en la vida. Son cosas diferentes, aunque se complementen y se superpongan. O, al menos, en mi caso, es así.

Antes que nada, quiero establecer la diferencia etimológica entre propósito y misión.

El propósito viene del latín propositum, el propósito es la intención o el ánimo de hacer o dejar de hacer algo.

Es decir, se trata de una acción deliberada. Tal y como la usamos en el lenguaje cotidiano, «hacer algo adrede», requiere de la participación activa de la voluntad.

La palabra misión viene del latín misisio y el sufijo –sio, entendiéndose como la acción de ser enviado, encargo. 

Trabajo, función o encargo que una persona debe cumplir, en otra acepción.

Es decir, que hay un mandato desde fuera, aunque luego hagamos propia la misión y nos marquemos objetivos y metas.

¿Qué es la misión y visión personal?

El concepto de misión es la facultad, el don, los talentos, que se le son dados a una persona para realizar cierto deber o encargo.

La visión personal consiste en tener claros cuales son tus objetivos, tus pasos, para conseguir tu misión. No es lo mismo elegir un trabajo u otro, tener una familia puede ser positivo o no para encaminarte hacia tu misión.

Recuerda que la misión es el encargo, es el “para que“ has venido al mundo, se trata de la misión de tu alma. 

 

¿Para qué sirve tener clara tu misión de vida?

¿Te has preguntado alguna vez para qué has nacido? ¿Cuál es tu misión en la vida, tu sueño?
¿Crees que hemos venido al mundo con un propósito?

Seguro que si, y es una de la preguntas que nos solemos formular en la adolescencia y que vamos olvidando, bajo el peso de esas supuestas e impuestas responsabilidades, que nos acorralan ante el miedo del perder…

O quizá no te lo hayas preguntado nunca.

¿Para qué has nacido? ¿Te lo preguntas ahora mismo? ¿En estos últimos días, meses, años?

Quizá recuerdes cuantas puertas se te abrían cuando comenzabas al salir al mundo. Puertas y ventanas de posibilidades, de dudas, de incertidumbres.

Y cuántas se te iban cerrando (o cerrabas tú) porque tenías que elegir pronto lo que estudiar. Siempre decidir entre algo, entre Ciencias o Letras, diestro o zurdo, soltero o en pareja, o que te habían dicho que tenías que hacer y lo que querías realmente hacer.

En definitiva, tener clara tu Misión de Vida te sirve, entre otras cosas para:

desarrollarte

conocerte mejor

ser quién tu eres

tener mejores relaciones

dedicarte a lo que amas

compartir tus dones

incluso, para estás más feliz.

proposito en la vida

¿Qué es la misión y visión personal?

El concepto de misión, como ya he escrito, es la facultad, el don, los talentos, que se le son dados a una persona para realizar cierto deber o encargo.

La visión personal consiste en tener claros cuales son tus objetivos, tus pasos, para conseguir tu misión. No es lo mismo elegir un trabajo u otro, tener una familia puede ser positivo o no para encaminarte hacia tu misión.

La visión que tienes para alcanzar tu misión tienen que estar muy claramente definidos para que sepas qué vas alcanzado y cómo, o para saber por qué camino no tienes que encaminarte.

vision personal

Otra forma de tener una visión clara sobre ti y tus objetivos es conocerte tanto, como para poder identificar tus creencias y trabajo sobre ellas. Las creencias pueden ser potenciadoras o limitantes.

Cuando identifiques la, o las creencias limitantes que te impiden conseguir tus metas, tendrás que trabajar sobre ellas y cambiarlas de tal forma que se conviertan en potenciadoras.

También el hecho de conocerte te va a ofrecer un panorama concreto sobre lo que son tus valores.

¿Los valores que conoces de ti ahora mismo te ayudan a llegar al éxito en este tema?

Recuerda que la visión personal es una guía donde tu te estás viendo de una forma diferente a la actual. Entonces date cuanta de cuales de tus valores te van a ayudar a ello. Y, por el contrario, si existe alguno que te lo va a entorpecer.

Recuerda que la misión es el encargo, es el “para que“ has venido al mundo, se trata de la misión de tu alma.

La visión (y en medio el propósito) es la forma en la que vivirías tu vida si consiguieras todas y cada una de tus metas. Su utilidad radica en que, una vez que tienes claro cuál es el objetivo final, es mucho más sencillo descubrir los pasos a dar para llegar hasta este.

Para comprenderlo mejor te voy a poner un par de ejemplos de misión y de visión.

Por ejemplo, imagina que tu misión en el mundo puede ser enseñar, que los demás aprendan, la enseñanza de cualquier tema. “He nacido para que los demás aprendan rápidamente lo que yo he desarrollado, estudiado, etc. Esto lo puedo hacer dedicándome a hacer desde la pequeña escuela de mi pueblo o creando una fundación que se dedique a la enseñanza”.

La visión de esto podría ser una ONG que se dedicara a enseñar a los niños de Ghana. Para conseguir esto habrá que dar unos pasos, unas metas y diferentes desde el lugar donde te encuentres.

Segundo ejemplo: “Creo que he nacido para hacer sonreír al mundo”. “Mi misión es llevar la alegría y la risa allá donde me encuentre”. Por supuesto que la visión de este sueño es muy diferente si me dedico a monologuista en la TV que sí ingreso en la ONG “Payasos Sin Fronteras”.

¿Cómo puedo saber si mi misión de vida está bien definida?

Te puedes hacer una serie de preguntas si tienes dudas sobre ello. No te las hagas todas porque entonces te vas a armar un buen lio. Escoge alguna que te parezca oportuna para ti o que tengas que ver contigo o, incluso, que te haga vibrar por dentro, posiblemente la que te de miedo formular. Y siente a ver qué sucede.

  • Si supieras que no puedes fallar, ¿qué querrías conseguir?
  • ¿A qué te dedicarías si tuvieras todo el dinero del mundo?
  • Si supieras que hagas lo que hagas vas a tener la aceptación de todo el mundo, ¿a qué dedicarías tu vida?
  • ¿Estás haciendo lo que amas? No solo ama lo que haces, no. La mejor prueba de que lo estás haciendo bien es lo anterior.
  • ¿De qué manera puedes impactar en el mundo o en tu propia vida de manera positiva?
  • ¿Cómo quieres que te recuerden tus amigos, tu familia, tus compañeros de trabajo?
  • ¿Cuál frase pondrías en tu epitafio?
  • ¿Qué pondrías en tu ultima carta si la escribieras?
  • ¿Qué estarías haciendo ahora si tuvieras más de 100 años?

Estas preguntas y ejercicios marcarán tu camino con seguridad.

De todas formas, si se lo preguntas a tu corazón, a tu ser interior, a tu alma, ¿Qué te diría en este momento?

Si quieres acceder al curso completo

Rellena este formulario

¿Crees que esto es para unos pocos elegidos que están satisfechos en su vida y con su trabajo?

No. Esto es también para ti. Para ti que estás estancado en un momento vital o con tu profesión actual, y que sueñas en secreto con un golpe de timón que te lleve por otros mares.

Yo te invito a que lo hagas, a que te pongas a como averiguar tu misión en la vida y también te puedo acompañar si lo deseas.

¡Ellos han confiado en la formación sistémica y el desarrollo personal!

consultoria empresarial
desarrollo personal
consultoria empresarial
crecimiento profesional
descubre tu misión de vida
coaching profesional

Así opinan quienes han asistido a mis formaciones.

Nadie mejor que todas las personas que han transformado sus vidas, para contarte sus experiencias.

Inma Jiménez

He roto esquemas y he llegado a un lugar único y transformador para el que no hay palabras. Altamente recomendable para cualquier persona. Y de corazón te ánimo a qué te des este regalo de amor porque te puedo decir que se quedará en ti para siempre cómo una apertura increíble a la vida. Es tu misión ser tú mismo para empezar a disfrutar de tu camino. Muchísimas gracias a mis compañeros y compañeras de viaje por vuestra energía y entrega en esta experiencia esencial.

Ester Fernández

Me sentía muy desconectada y una amiga me habló de este taller de formación. No sólo me he conectado conmigo misma, sino que estoy recuperando mi esencia, que en cierta manera había perdido, y también estoy reconectando con los que tengo a mi alrededor. Mil gracias a Luis y a María José por ayudarme a descubrir este camino que acaba de empezar.

Laura

No tengo las palabras suficientes para describir lo sentido en cada momento. Solo sé que hoy estoy en el camino correcto y con una paz interior. Las palabras se quedan cortas para describir este taller, pero aprovecho para agradecerte tu cercanía, generosidad, dedicación y sobre todo enseñarnos a encontrar nuestro propósito de vida y empujarnos a salir de nuestra zona de confort, a enseñarnos nuevos caminos e metas, a desarrollarnos personalmente. Gracias por mostrarme diferentes caminos para lograr mi oportunidad.

¡Entra ahora y descubre tu misión de vida!

Es el momento para que tomes acción y alcanzar la motivación y la fuerza necesaria para lograr tus objetivos y sueños. Lo que necesitas para crecer está en ti y puedo ayudarte a encontrarlo, desempolvarlo y ponerlo a trabajar.

¡Súbete conmigo a este tren de libertad y realización personal!

Ir al contenido